Sentimentalismo: la pornografía emocional

DIARIO PERSONAL

Es increíble la cantidad de personas endurecidas, con escasa sensibilidad hacia sí mismas y hacia sus seres "queridos", que, sin embargo, lloran fácilmente con cualquier sensiblería de cualquier película, cualquier desgracia remota o cualquier mal ocurrido hace décadas. El sentimentalismo es el pararrayos, el imán fugaz de las emociones reprimidas. Permite efímeras microcatarsis, muy placenteras para muchos -y muy rentables para los medios de comunicación-. Es la pornografía emocional. La cual, totalmente ajena a la verdadera sensibilidad, posibilita la continuación de las desdichas humanas. Puedes llorar por personas anónimas o lejanas en el espacio o el tiempo. Pero si tu desgracia está en ti mismo, en tu familia, en tus políticos, etc., entonces calla, traga con "optimismo" y sigue aguantando lo que te echen.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright