El hábito no hace al monje

DIARIO PERSONAL

Persiste la incalificable ingenuidad de que cualquier progenitor neurótico, si toma la debida "conciencia" de la necesidad de amor y buen trato a los niños, si lee los libros adecuados, si observa los consejos pertinentes, etc., se convertirá por ello en una buena madre o padre capaz de criar con sano amor a sus hijos. Pero desgraciadamente no es así. No existe ningún atajo desde la neurosis al amor, ni modo alguno de evitar la neurotización infantil, salvo la maduración psicoafectiva de los padres. Ningún "cambio" intelectual o conductual puede sustituir a dicha metamorfosis. La cual sólo suele darse tras grandes esfuerzos de descubrimiento del propio inconsciente, generalmente con ayuda de psicoterapias.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright