Las buenas personas

DIARIO PERSONAL

Hay dos clases de seres humanos: las buenas personas... y todos los demás.

Una buena persona es sencilla, de buen corazón, inteligente sin destacar, satisfecha consigo misma, con la gente que ama (y por la que es amada) y con la vida. Como está en paz interiormente, es inofensiva -casi "invisible"- para los demás, aunque sabe defenderse perfectamente de cualquier abuso. Es sensible pero no débil. Adaptable pero no servil. Sociable pero no gregaria. Y no le interesa el "mundanal ruido". Estas personas son lo mejor que puede dar la naturaleza humana.

El resto son los hijos del desamor. Los que sueñan sin cesar. Los que escapan de todo y hacia todo. Los que gritan y pelean sin descanso. Los egos, los insaciables, los odiadores, los que lloran y rabian refugiados en sus rebaños...

Parece inconcebible que, tras 10.000 años de historia humana, aún no hayamos descubierto que la clave absoluta de la supervivencia es el amor y las buenas personas. Y ninguna otra cosa.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright