Sobre la 'revictimización'

DIARIO PERSONAL

Mucha parte de la Psicología se basa en "culpar a la víctima", es decir, atribuye los trastornos del sujeto a sus propios genes, biología, pensamientos, conductas, etc., negándole así todo derecho a acceder a sus traumas y perpetradores originales (generalmente familiares), sin lo cual ninguna maduración es posible. Esta ley del silencio casi universal constituye un evidente desprecio, un doble abandono o "revictimización" de los neuróticos. 

Pero hay otra idea de revictimización (resultado, a mi entender, de influencias políticas), que considera a las víctimas psicológicas, por extrapolación de otras clases de víctimas, como individuos meramente pasivos e incapaces necesitados de "amparo incondicional". Surge así, para algunos, la noción de "víctima intocable". Un prejuicio autodefensivo por el que cualquier terapia que haga "sufrir" a la persona, que invoque sus propias dinámicas y responsabilidades conscientes e inconsciente en sus problemas, que señale sus errores, que cuestione, en fin, su cómodo estatus de víctima inocente y vencida, debe considerarse "revictimizadora". 

Hemos pasado de la negación de las víctimas por maltrato infantil a la negación del potencial y compromiso humanos para el alivio del sufrimiento. Hemos sustituido la lucidez, responsabilidad y confianza del individuo en sus propios recursos psicológicos por el paralizante victimismo de clase ("soy víctima y nada más"). Y este negacionismo ideológico resulta, paradójica y finalmente, una nueva revictimización. Otra forma de negar la realidad de los maltratados.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright