El rebelde

DIARIO PERSONAL

Mucha gente confunde la rebeldía con la libertad. Entiende que la rebelión es un acto libertario; y así es ciertamente en determinadas coyunturas personales y sociales. Pero, ¿y los rebeldes compulsivos? ¿Y los inconformistas permanentes, los inadaptables a casi todo, los insumisos a casi cualquier pauta, límite o autoridad? La ideología vigente los exalta. Pero, ¿qué libertad tiene el indómito, siempre ansioso por "liberarse" en cualquier circunstancia? El adicto a la rebelión lucha en realidad contra un fantasma interior que desconoce. Es esclavo de dicho fantasma. Cree "verlo" en el mundo porque lo lleva en el corazón. Y tal fantasma no suele ser otro que su familia abusiva. Ésa que nunca logró soportar y por eso hoy el rebelde tampoco acepta ni se adapta a casi nada.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright