La familia divinizada

DIARIO PERSONAL

Soy un defensor de la familia. No creo que ninguna otra institución pueda mejorar su potencial para criar sana y amorosamente a los seres humanos. Pero una cosa muy distinta es la idolatría de muchos individuos y sociedades hacia "La Familia". Esa elevación de lo familiar a la categoría de tótem, tabú, realeza, mafia, tiranía. La divinización de los progenitores y de la "sangre familiar", incluso cuando los "dioses" no son más que mezquinos jefezuelos.

Cuando la familia es confundida con una religión cuyos sacerdotes deben ser incondicionalmente venerados, todo está perdido. Millones de personas, incapaces de destetarse psicofísicamente de sus progenitores -particularmente de la madre-, no sólo crecerán inmaduros y sin alas, sino, por lo mismo, generando toda clase de sadomasoquistas dictaduras. En lo psíquico, la familia sagrada es la fuente de toda parálisis, toda neurosis y todo culto al Poder.

El amor no necesita ni reclama idealización, devoción ni reconocimiento por los "servicios prestados". El núcleo de las familias realmente amorosas no es obviamente el dominio, sino el respeto al feliz crecimiento y emancipación de sus miembros.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright