Homofobias

DIARIO PERSONAL

El inconsciente no perdona. Muchos homófobos son homosexuales reprimidos, lo mismo que, al revés, algunos activistas homosexuales son secretamente homófobos. Un mismo autorrechazo (en este caso, de la propia homosexualidad) puede generar reacciones emocionales opuestas.

No he conocido a ningún homosexual seguro de sí mismo que necesite exhibir, defender, discutir, predicar o victimizarse con nadie sobre su homosexualidad. Su vida sexual es para él, como para todos, un asunto privado socialmente irrelevante.

A menos, claro está, que decida explotar su inseguridad con fines económicos o políticos.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright