'La mano que mece la cuna'

DIARIO PERSONAL

La supuesta "complejidad" oficial (genética, biológica, cultural...) de las causas de los trastornos emocionales es, en mi opinión, una nube de humo para ocultar la verdad más simple de todas: que los niños son destruidos fundamentalmente por quienes CUIDAN DE ELLOS. Es decir, por quienen conviven más cerca y durante más tiempo con ellos; o sea, la familia. Y la calidad psicológica de ésta no depende tanto de factores "sociales" (económicos, religiosos, políticos, etc.) cuanto, precisamente, psicoafectivos. Por eso en ambientes ricos y pobres, rurales y urbanos, cristianos y budistas, capitalistas y comunistas, modernos y medievales, etc., siempre hallamos el mismo maltrato infantil y sus secuelas psico-conductuales (y sólo a veces el amor). Y un solo factor común: la mano que mece la cuna.

Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  Barcelona   •  © Copyright