El secreto del equilibrio

Todos creemos que la virtud está en el punto medio. Que lo mejor no son los extremos, sino buscar y quedarnos en un ideal término "moderado". Ni frío ni caliente. Ni blanco ni negro. Ni muy a la izquierda ni muy a la derecha... Pero, ¿es realmente el punto medio o equilibrio algo así?

Nuestras emociones son "líquidas" por naturaleza. Se mueven, se agitan, oscilan siempre entre extremos. Ahora estamos alegres y luego tristes. Hoy tranquilos y mañana furiosos. De pronto cariñosos y más tarde egocéntricos... Si estamos vivos, oscilamos. No podemos fijar, "instalarnos" en una emoción ideal determinada.

Observemos a los ciclistas. ¿Por qué avanzan y no se caen de sus bicicletas? Obviamente porque saben balancearse con ellas. Se mantienen sin esfuerzo en equilibrio porque se inclinan con su bici a un lado u otro según las necesidades cambiantes de la marcha. La esencia del equilibrio es precisamente ésa: el balanceo entre opuestos. Si intentamos aferrarnos a cualquiera de ellos, caemos. Sólo podemos aceptar y fluir con nuestros estados oscilantes. Y en la medida que nos movemos con ellos, tal como si fuésemos péndulos, nuestro balanceo se vuelve cada vez menos extremo. Se acorta sin llegar a detenerse. Se "modera". ¡Éste es el inesperado (y dinámico) punto medio que buscábamos!

Cuanto más forzamos o queremos controlar algo, más nos descontrolamos. Cuando menos forcejeamos con nuestras contradicciones, más nos acercamos al natural equilibrio de las cosas.

Así que, lector, si quieres hallar tu equilibrio en el amor, a veces tendrás que ladearte hacia tu odio. Si quieres ser generoso, a veces tendrás que inclinarte hacia tu egocentrismo. Si quieres conservar tu alegría, en ocasiones tendrás que deprimirte. Si quieres ser buena persona, alguna vez deberás ser un poco malo. Si deseas ser pacífico, de vez en cuando te tocará ser agresivo... Etcétera. El punto medio no es, en fin, nada rígido ni estático, sino un sabio balenceo sin culpa entre tus múltiples estados.

 
Presentación  •  Enfoque  •  Servicios  •  Artículos  •  Libros  •  Más Info  •  Contacto
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  © Copyright