Textos

Ver todo

Últimos Coments:

Sarasvati (Egoísmo, amor, eg…): "El secreto del amor es perder el miedo y… 29/May 23:49
XLMP (Egoísmo, amor, eg…): Creo que la mayori de los amores son egoi… 29/May 17:00
Sarasvati (Odio al hij@): Gracias a tí y un fuerte Abrazo! 29/May 15:18
RAC (Odio al hij@): Muchísimas gracias Saravasti. Cuando se … 29/May 14:04
Sarasvati (Odio al hij@): El otro día leí en este extraordinario B… 28/May 19:15
RAC (Odio al hij@): Totalmente. Yo con la terapia he descubi… 28/May 15:01
Sarasvati (Odio al hij@): Me pregunto, cuántas heridas narcisistas… 28/May 13:49
RAC (Odio al hij@): Hola, yo tb creo que el artículo se refi… 28/May 12:55
Langstrum (Sala de Ser 2017): Claro. Es lo de siempre, intentar afec… 28/May 12:49
ALFREDO (Odio al hij@): A SUSANA, MARÍA Y GLORIA: Amigas no se pr… 28/May 03:37
  Sala de Ser
  RSS ¡Suscríbete!

Mis ebooks






Ver más COMPRAR

Temas

Me gustan

 Cine

Citas

Facebook



 
Últimos comentarios del blog:
Sarasvati (Egoísmo, amor, eg…): "El secreto del amor es perder el miedo y… 29/May 23:49
XLMP (Egoísmo, amor, eg…): Creo que la mayori de los amores son egoi… 29/May 17:00
Sarasvati (Odio al hij@): Gracias a tí y un fuerte Abrazo! 29/May 15:18
RAC (Odio al hij@): Muchísimas gracias Saravasti. Cuando se … 29/May 14:04
Sarasvati (Odio al hij@): El otro día leí en este extraordinario B… 28/May 19:15
RAC (Odio al hij@): Totalmente. Yo con la terapia he descubi… 28/May 15:01
Sarasvati (Odio al hij@): Me pregunto, cuántas heridas narcisistas… 28/May 13:49
RAC (Odio al hij@): Hola, yo tb creo que el artículo se refi… 28/May 12:55
Langstrum (Sala de Ser 2017): Claro. Es lo de siempre, intentar afec… 28/May 12:49
ALFREDO (Odio al hij@): A SUSANA, MARÍA Y GLORIA: Amigas no se pr… 28/May 03:37
01 Marzo 2016

La sociedad infantilizada

¿El fin de lo humano?
Por JOSÉ LUIS CANO GIL

Todos sabemos que, bajo otras apariencias, la prioridad consciente o inconsciente de los estados no es favorecer sociedades libres, sino pueblos divididos y asustados a fin de explotarlos mejor mediante todo tipo de controles (leyes, reglamentos), "seguridades" (garantismos, restricciones), "socializaciones" (masificación de todas las actividades), "informaciones" (adoctrinamiento en todos los aspectos de la vida) y "entretenimientos" (ultratecnológicos). Lo que se busca es, en definitiva,  la total dependencia de las personas del dominio estatal. O, en términos psicológicos, la infantilización social. De este modo, la mayoría de gente no puede madurar psicoafectiva, intelectual y moralmente ni tiene, por tanto, la menor posibilidad de ser genuinamente libre. Simplemente, se la cultiva como a millones de abejas que zumban, se agitan y sueñan que "eligen"... lo que sus colmeneros deciden todo el tiempo por ellas. Por eso, en mi opinión, no sólo la libertad, sino el amor e incluso el espíritu humano están en máximo riesgo de extinción.

Uno de los requisitos esenciales del amor es, como sabemos, la libertad interior. No la libertad de no estar en la cárcel, o las libertades políticas para esto o aquello, etc., sino la libertad psicológica de vivir tus propios sentimientos, ideas y decisiones sin grandes condicionamientos internos (neurosis), y pese a las incesantes manipulaciones de tus granjeros. Dado que el amor consiste precisamente en promover el libre y peculiar desarrollo integral de las personas (y de uno mismo), ¿cómo podría cualquier abeja-títere, inconsciente de serlo, amar? Las marionetas no son autónomas. Por eso no conocen el amor... y ni siquiera están vivas.  

La sociedad infantilizada es, por definición, demandante y paranoica. Como sus explotadores la enajenan sin amor alguno, los individuos se sienten emocionalmente tan vacíos como furiosos. Por ello exigen sin cesar toda clase de gratificaciones, de las que nunca tienen suficiente. Es una sociedad ávida, envidiosa, adictiva; lo quiere "todo" porque su alma no tiene nada. Por eso es también paranoica, ya que, dada su incapacidad emocional de soportar cualquier carga, cualquier frustración, cualquier responsabilidad, sólo puede proyectar al exterior todas sus virtudes, hostilidades y errores, y aferrarse a victimismos y acusaciones. De este modo, todos los problemas, todos los culpables, todos los remedios, todos los salvadores parecen provenir de afuera; exclusivamente del exterior. Nunca de los propios miedos, deseos, egoísmos, conflictos y responsabilidades de las propias abejas hipnotizadas. 

Esta sociedad infantil, que ansía ser "protegida" por los mismos poderes que la devastan, no logra despertar, ni amar, ni responsabilizarse de casi nada. No puede soportar cualquier cosa que exiga conciencia, esfuerzo, autodisciplina, o que no sea fácil, rápida y amena. Vive la responsabilidad como una dolorosa privación, como otra injusta e innecesaria frustración, pues... "¡ya ha votado a otros para que hagan los trabajos!". Así que la mayoría de gente delega perezosamente en terceros (políticos, escuelas, guarderías, médicos, psiquiatras, legisladores, jueces, empresarios, expertos, instituciones, administradores de todo tipo) infinidad de responsabilidades que, en rigor, sólo les corresponde a la gente misma. Se quejan de no ser libres, pero entregan fácilmente su poder a los mejores y más astutos postores. Y éstos, encantados, pues en ello consiste precisamente el Negocio Social.

Pero ¿son compatibles la libertad, el amor e incluso el alma humana con nuestras jaulas de oro y soledad, cada vez más vigiladas desde todos los ángulos por toda clase de agentes, funcionarios, policías, ojos electrónicos, bases de datos, desinformadores, propagandistas y redes mundiales inteligentes? ¿Podrá una sociedad pueril, asustada y explotada hasta la médula despertar algun día del inconcebible abuso al que la someten sus granjeros? (La supertecnología parece su arma definitiva, como se ha visto una vez más, p. ej., en el reciente "Mobile World Congress Barcelona de 2016", etc.). Personalmente, no puedo imaginar un mundo huxleriano-orwelliano (es decir, abrumadoramente colectivizado, interconectado y simbiotizado con toda clase de máquinas) donde los individuos al "viejo estilo" (capaces de experimentar sentimientos, pensamientos y decisiones relativamente propias, dotados de verdadera identidad y libertad) no sean cada vez más raros e innecesarios... Y acaso perseguidos.

El amor como valor cultural es históricamente, a mi juicio, un desarrollo del cristianismo que, pese a todos sus defectos e hipocresías, ha suavizado en Occidente durante siglos la barbarie sanguinaria que muchas otras civilizaciones nunca han superado. Nos guste o no, muchos de nuestros valores actuales -dignidad del ser humano, equiparación de hombres y mujeres, protección de los débiles, igualdad, derechos, voluntariado...- son derivaciones en lo político de ideales cristianos. Pero las revoluciones de los últimos siglos y el actual relativismo postmoderno, al odiar y combatir el cristianismo, han vaciado la bañera junto con el bebé que contenía: la cuestión del Amor. Los totalitarisnos que ello ha producido han sido horripilantes, y los antídotos inventados contra tales (justicia, democracia, solidaridad) no igualan al amor ni de lejos (1). Entonces, si nuestra civilización pierde espiritual, psicológica y culturalmente todo sentido del amor, que tantos siglos nos costó madurar -conduciéndonos, por ejemplo, hasta el humanismo, el psicoanálisis o el respeto a la infancia-, ¿no quedará peligrosamente abierta la puerta hacia un posible retorno a la barbarie  precristiana (en este caso, de forma ultratecnológica)? En ello consiste precisamente la distopía huxleriana-orwelliana.

Muchos pensamos, por extrapolación de nuestras observaciones psicológicas, que si algún día, mágicamente, la mayoría de padres amasen realmente a su hijos, en un par de generaciones el mundo entero se transformaría por completo. Lo que ninguna política, religión ni cría de abejas nos proporcionará jamás (plenitud, paz, tranquilidad), millones de familias amorosas sí podrían conseguirlo en gran medida. Ahora bien, de momento y por desgracia, la institución familiar, el amor de pareja,  la relación entre los sexos y el amor en general, parecen hallarse en caída libre... Lo único que vemos es a millones de pájaros rotos conectados las 24 horas del día a los barrotes-pantalla de sus opiáceas jaulas de oro, enajenados de la libertad, el amor y la vida. ¿Habrá algo que podamos hacer para evitar el gradual holocausto espiritual, psicológico y posthumano que parece augurar dicha situación?

A mi entender, sí hay algo, un primer paso que sí podríamos dar. Un paso diminuto, pero trascendental. De él podrían derivarse muchísimas otras liberaciones... Y es, lector/a, el siguiente. Pálpate el cuello, la espalda, el pecho, el corazón, y si descubres enganchado a ti cualquier horrible tubo negro, cualquier siniestra maraña de gusanos sorbiéndote la vida, infectándote con mil venenos narcóticos... ¡arráncatelos! ¡Desconéctate de todos esos parásitos homicidas! Y... ¡corre a la calle a vivir tu propia vida!

__
1. Por ejemplo, lo que hoy llamamos "justicia social", "democracia" o "solidaridad" tiene mucho más que ver con nuestros narcisismos, miedos, odios y/o alianzas contra terceros, que con un verdadero amor a la gente y a la vida.  

Para saber más:
Las cinco tecnologías clave del futuro según Mark Zuckerberg
El apocalipsis del amor (1)
El apocalipsis del amor (y 2)

Los QSP'sSobre el abuso sexual infantil
ÍNDICE | PORTADA

12 comentarios
ComentarÚltimo Comentario
 Kitten Creepy   01/Marzo/2016 21:04
Desde qué comencé a leer su blog aprendí demasiado, reafirme muchos de mis pensamientos, pero sin duda alguna éste post ha sido el que más ha impactado tanto en mi mente cómo corazón.
Últimamente he sentido cómo si estuviera viviendo una larga broma, las personas actúan cómo un montón de zombies hambrientos que sólo viven con el deseo de destrozar al otro.
Usted ha hablado de lo arraigado que se tiene el cuarto mandamiento en la humanidad, últimamente me he dado cuenta de que también los otros mandamientos están escritos sobre papel en las leyes que rigen la sociedad actual, entonces es algo ambivalente luchar contra el cristianismo?   Resp.
 Tere  01/Marzo/2016 21:56
Últimamente yo también creo que una de las claves es la responsabilidad, que se deriva de la madurez. Lo que pasa es que es un camino duro. Relacionas soledad con las jaulas de oro y el miedo. En mi experiencia, la madurez y la responsabilidad también traen asociada mucha soledad. A veces apetece mucho dejarse ir por el camino fácil de la inercia y la alienación, es menos cansado, aunque -eso sí- se carga cualquier posibilidad de verdadero amor a uno mismo. Porque hay días, José Luis, que una está muy cansada.   Resp.
 JLC  02/Marzo/2016 14:00
Tere y Kitten, muchas gracias a las dos por vuestros lucidísimos comentarios.

Tere, tienes toda la razón y a mí también me ocurre... Sin embargo, la "soledad de las jaulas" suele ser bastante inconsciente y por eso es neurótica y destructiva. La soledad de la madurez, aunque muy dura, es "sana" e inofensiva, y no carece de sus propios (y no ajenos) recursos de "alivio": p.ej., la exploración, la creatividad, el amor, la autorrealización...

Kitten, si he comprendido tu duda, sí que es algo extraño, paradójico... Muchos luchan contra el cristianismo (por las cosas "malas" de éste) desde valores "buenos" que... ¡también son cristianos!. Pero no lo saben. Y la cosa acaba pareciéndose a aserrar la propia rama en que nos sentamos...

Un saludo afectuoso a ambas.   Resp.
 Tere  02/Marzo/2016 21:10
Un abrazo también para ti, José Luis. Me transmites mucha calidez y paz. Debes ser un gran terapeuta   Resp.
 Aldo  02/Marzo/2016 22:28
Fascinante artículo, Jose Luis; yo creo que has resumido magistralmente muchos de los temas que se tratan en este blog. Felicidades.   Resp.
 JLC  03/Marzo/2016 20:36
(A Aldo) Muchas gracias, Aldo. :) Me encanta que te haya gustado.

Un saludo.   Resp.
 Deva  04/Marzo/2016 13:43
Muy bueno como siempre, Jose Luis. Me quedo con la frase en negrita: "Si la mayoría de padres amasen realmente a su hijos, en un par de generaciones el mundo entero se transformaría por completo.". Porque es una conclusión a la que ultimamente llego constantemente.   Resp.
 TRET  05/Marzo/2016 00:40
Jose Luis, es tan lúcido tu artículo!. Justo en estos últimos meses entre un ratito y otro, voy retomando mis inquietudes y conocimientos que abandoné hace tiempo, y justo leo tu artículo!, brillante!. Leía hasta ayer el libro del sociólogo Jean Baudrillard "Las estrategias fatales", donde casi punto por punto describe esa postmodernidad, ese "Contra el Amor", esa falsa libertad que yo la llamaría como Weber "Jaula de Hierro", pintada de dorado.
Absolutamente de acuerdo con tu opinión sobre esos vocablos : "solidaridad", "justicia social", "dialogo", "democracia", etc. Añadiría también la de "progeso", "cambio", "reformismo".
Mi profesión maneja esas cuestiones y mis ojos vieron cada día lo que tú en este artículo describes tan concentrado y tan claramente. Los que se manifestaban a mi lado en contra del abuso: eran los más abusivos. Los que se manifestaban contra el poder : eran los que más lo ansiaban y si llegaban a tener un poco de poder, resultaban ser aún más opresores que los que criticaban. Los que hablaban de "amor" y respeto: eran los que más odio repartían.
Lo peor de todo Jose Luis, lo que veo tan tristemente es que "ESOS" (tema social y humano) y los "OTROS" (tecnológicos y económicos), son los que más alto suben, los que utilizando el "Arte de la Guerra" (otro libro que conocerás), terminan alienando. Se está viendo cada día.

Gracias Jose Luis por tu idea de solución: miremos y si los hay, desconectémonos de los tubos y cables. Lo que es sinónimo de conectemos con uno mismo y así no estaremos tan vulnerables a esa alienación y manipulación. En ello tenemos como ayuda (por utilizar un símil médico) la homeostasis si nos ha atacado un "virus" social. Pero y si no son virus lo que anda por ahí y son bacterias?.
En el libro que comentaba de Jean Baudriliard dice: "el amor es el "pathos" de la modernidad". Podría serlo?.

Un abrazo!   Resp.
 JLC  05/Marzo/2016 13:26
(A TRET) Muchas gracias por tus reflexiones, Tret, que comparto enteramente. Sólo no comprendo bien tu última cita de Baudriliard y tu duda... Si quieres aclararlas... :) Un saludo.   Resp.
 TRET   05/Marzo/2016 16:31
En la cita de Baudrillard, en la que dice que el Amor es el "pathos" (Aristóteles) de la modernidad, sería que se utiliza el amor como mero medio para emocionar, considerandolo vacío de sentido o significado. Tal vez como un medio y no un fin. Desde que se creó el concepto de amor por el cristianismo. Podría ser lo que está ocurriendo? Que no hay concepto social de amor real, sino como medio?.   Resp.
 JLC  05/Marzo/2016 20:53
(A TRET ) Ah, sí, vale, pues de acuerdo también.

El "amor", en mi opinión, no es hoy más que un palabro polisémico, significa lo que cada uno quiera significar, en realidad cualquier cosa (o sea, nada en absoluto). (Mira aquí: http://www.psicodinamicajlc.co .. ). Puede ser un producto comercial, un ideal, un síntoma neurótico, una sensiblería, un deseo sexual, un delirio, un sentimiento de culpa, un deber, una forma de cobardía, una sobreprotección, una exhibición de narcisismo, etc. etc. Bufff...!

Y lo peor (en mi opinión): ¿para qué queremos amor, si todas sus supuestas ventajas las podemos obtener fácil, rápida (y aparentemente) con CONTROL en cualquiera de sus muchas formas (políticas, conductismos, propagandas, fármacos, sobreprotección, sentimentalismos y demás simulacros...?).

Un saludo, Tret, y muchas gracias por tan buen debate.   Resp.
 TRET  05/Marzo/2016 23:17
Exactamente asi lo veo. Y sobre el aparente control del que hablas es un señuelo, además muy potente cuando existe esa carencia fatal de amor, del bueno, del que da y fortalece alas.
Respecto a la palabra amor, tan trágica ya, en mi opinión, podría vaciarse completantente de significado y sufrir en consecuencia un gran duelo. Para que luego entonces, surja lo bello: lo bueno, lo sano y limpio de ello.

Un placer Jose Luis. Gracias a ti por tanto en tus escritos.   Resp.
 

Publicar un comentario:

(Previa revisión del Moderador • Normas)

Control Antirobot:
 

Los QSP'sSobre el abuso sexual infantil
 
Página Facebook:
JOSÉ LUIS CANO GIL  •  © Copyright 2002-2017  •  Engine: Pivotx
Blogalaxia   Paperblog  psicólogos en Barcelona (ciudad) y Barcelona