Últimos Coments:

Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
ARCHIVO
 Sala de Ser
RSS

Mis ebooks






Ver más
 Cine

Temas

Citas

Facebook



 
Último post: Últimos comentarios:
Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
04 Enero 2016

¿Terapeutas o moralistas?

El puritanismo disfrazado
Por JOSÉ LUIS CANO GIL
Uno siente a menudo que algunos terapeutas, en vez de testigos imparciales de los sufrimientos de sus pacientes, parecen más bien sacerdotes. Curas de "bata blanca" (o de otros colores). Quieren ayudar a aquéllos a volver al redil, controlar sus pensamientos y conductas, perdonar, "olvidar", "rehabilitarlos", etc., siempre desde un "optimismo" casi obligatorio. Como si el terapeuta debiera ser un educador y no, más bien, un cómplice tan neutral como un cirujano. Muchos terapeutas se comportan, así, no tanto como facilitadores de la liberación interior de las personas, cuanto como agentes secretos de la corrección moral y política. Son los modernos puritanos.

La religión y la política tienden, en efecto, a infiltrarse en todos los campos humanos, incluida la Psicología. Por ejemplo, algunas ideas cristianas, orientales, esotéricas, new age, etc., mezclándose con ciertos enfoques terapéuticos de las neurosis, van creando terapias "híbridas" cada vez más alejadas de las verdades emocionales, familiares y sociales de las personas. En lo psiquiátrico, domina la sacrosanta "ciencia" y, a veces, un determinado izquierdismo político que quiere ver en las psicosis otra secuela de la lucha de clases, formas "especiales" o "alternativas" de conciencia, etc. Así, entre unos y otros, van quedando definitivamente relegadas las verdades fundamentales de los trastornos psicológicos, siempre relacionados con el desamor y el maltrato en la infancia.

No es fácil entender cómo cualquier "sacerdote" de cualquier dios invisible, racional o social podría ayudar a nadie, sin trucos ni autoengaños, a recuperar su paz interior. A madurar hacia la espontaneidad y el amor. He visto, por ejemplo, a algunos terapeutas recomendar compulsivamente a sus pacientes el ánimo "positivo" y la obligada "aceptación" de las ofensas sufridas, sólo porque ellos mismos, no pudiendo soportar las propias, necesitaban negar las de los demás. Otros no aguantan las emociones intensas (ira, rencor, tristeza), el lenguaje explícito (sin eufemismos), los tacos o los aspectos más feos o trágicos de la vida, ya que jamás superaron sus miedos y represiones educativas o neuróticas. Etcétera. Tales terapeutas son como beatos que, ajenos al drama vivo de la existencia, sólo pueden enseñar a sus pacientes formas más refinadas de represión y autoengaño. ¡Y llaman a eso "terapia"! (1) Personalmente, preferiría mil veces la sabiduría de cualquier persona -funcionario, taxista o rockero- que tuviese una suficiente experiencia vital. Sin mojigaterías.

La salud emocional, la felicidad, no es un estado permanente de "bienestar, optimismo, buenismo, autocontrol y actividad". Una existencia sin la percepción -y vivencia- de sus aspectos más sórdidos e irremediables no es más que un delirio azucarado, más propio de una secta. La salud emocional se relaciona, por el contrario, con la coexistencia pacífica de los extremos. Significa vivir sin negaciones ni idealizaciones -es decir, sin miedos ni culpas- nuestros cielos e infiernos. Los internos y los externos. Los propios y los ajenos. Los grandes y los pequeños... Esto es, a mi entender, la Vida misma. Y lo demás sólo son puritanismos, no importa si los llamamos religión, política...  o psicoterapia.

__
1. Otra razón inconsciente de ello suele ser comercial. Como la mayoría de personas sólo quieren aliviar sus síntomas sin destapar sus heridas, y quien paga manda, muchos terapeutas optan sencillamente por darles lo que esperan. A saber, tratamientos basados en lo que sus pacientes conocen desde niños: controles, halagos, defensas, esperanzas...

Temas relacionados:
¿De qué lado está tu terapeuta?
Moral, inmoral, amoral

El buen pacienteVerborragia
PRINCIPAL | ARCHIVO

22 comentarios
ComentarÚltimo Comentario
 Ime  05/Enero/2016 13:37
Llegó un momento durante mi terapia en el que pude recordar gestos amorosos de mi mamá cuando yo era pequeña, entonces se lo platiqué al Terapeuta y me preguntó "¿Y cómo te sientes? ". A lo que yo contesté "Quisiera que se muriera (mi mamá), porque no quiero sentir esto, porque no quiero quererla". La cara de mi Terapeuta tuvo un gesto de desconcierto, yo no podía recordar nada bueno de ella y tal vez él esperaba que yo fuese feliz con conseguir un recuerdo grato, no lo sé. Me contestó "¿Y para que quieres que se muera, para después andar llorando como Axel (mi esposo que en ese tiempo recién su mamá había fallecido)?". En ese momento estaba en mí, vivo, ardiente la llama de lo que sentía, sólo necesitaba que alguien (que me comprendiera) me ayudara a ponerle el nombre correcto a lo que sentía... no obstante su respuesta llevaba implícito un mensaje de "debería darte pena por sentir eso". Cuando decidí dejar la terapia con este terapeuta la escena anterior fue uno de los motivantes para hacerlo. Obvio yo no iba a matar a mi madre y tampoco por desearlo se iba a hacer realidad, pero él, (ni yo) en ese momento, pudimos hacernos sensibles al porqué de mis deseos, ni mucho menos lograr encontrar alivio por tenerlos.
Cuando poco a poco traje a mi realidad consciente todos esos motivos, esos deseos se fueron desvaneciendo, paradojicamente, como casi todo.
Gracias por el espacio.   Resp.
 JLC  05/Enero/2016 18:14
Muchas gracias por tu interesantísima aportación, Ime. ¡Un saludo!   Resp.
 santiago  06/Enero/2016 04:24
Muy bueno!!! En mi camino como terapeuta; que recien pocos años son los que llevo como tal; lo leído me ayuda mucho, la nueva ola de técnicas terapéuticas me rechinan y a veces me siento como el "raro" el que no sigue lo ultimo! Es bueno leer todo lo expresado!!! Gracias desde Uruguay   Resp.
 JLC  06/Enero/2016 13:51
(A santiago) Cuando un mal tiene "demasiados" remedios, ¿qué podemos sospechar sino que casi ninguno de ellos funciona...? ¡Ay...!

Muchas gracias por escribir, Santiago. ¡Suerte en lo personal y lo profesional! :)   Resp.
 Manuela Gómez Delgado  07/Enero/2016 09:42
Es un artículo genial. Soy psicóloga y me dedicó a intervenciones de familia y menores. En la formación de un buen psicoterapeuta esta el trabajar consigo mismo todas las emociones y vivencias para poder trabajar con todo lo que llegue a la sala. Gracias a ello yo he conseguido ser buena terapeuta pero la gente que me conoce critican mi poca moralidad.para mí toda emoción e idea asociada es natural y humana, y trabajable para que quien sufra por ello, sane.   Resp.
 Goreti   08/Enero/2016 08:30
Desde hace algunos años he buscado ayuda, los primeros tres terapeutas sólo buscan hacerme responsable de mis actos, justificaban todo el daño que los demás me hacían y cuando los terapeutas escuchaban lo que sentía o pensaba se escandalizaban, ponían cara de terror y me decían cosas horribles para callarme, cada vez me sentía más agobiada por la situación y durante casi tres años estuve enclaustrada en mi habitación, hace tres meses conseguí ayuda de una psicóloga que me hace sentir segura, me escucha con paciencia y empatía. Es sorprendente cómo puede ayudar que alguien en quien confías te diga "no te calles, no te canses de luchar por lo que es justo, sigue adelante!".   Resp.
 JLC  08/Enero/2016 10:30
(A Manuela Gómez Delgado) ¡Sí, señora! :) "para mí toda emoción e idea asociada es natural y humana, y trabajable para que quien sufra por ello, sane". ¡Me encanta conocer a terapeutas como tú! Gracias por participar, Manuela.   Resp.
 JLC  08/Enero/2016 10:32
(A Goreti ) Es espantoso, ¿verdad? Uno va a buscar ayuda y resulta que tu "ayudador" se pone de parte de los otros... Me alegra muchísimo que por fin hayas encontrado una terapeuta que sí te escucha y ampara. Un saludo.   Resp.
 Tere  08/Enero/2016 19:17
Bueno, la terapia es como la vida, como cualquier relación, frágil, difícil. El/la terapeuta tiene que haber llegado a un punto de madurez y magnanimidad difícil para cualquiera. Y también hay que hacer un camino juntos, donde los pacientes tenemos nuestro papel y responsabilidad. Esperar que te entiendan y conecten sí o sí a la primera no es realista. Yo ya he comentado en algún otro espacio del blog que he tenido mucha suerte, porque encontré al adecuado muy rápido. Se ha mantenido durante toda la terapia en sus sitio, resistiendo a mis exigencias de solución, de diálogo, de búsqueda de opinión y valoración, cuestionamientos... ha tenido que serle difícil no reaccionar y coger el camino fácil. Y yo se lo valoro y agradeceré siempre.
En ese sentido, invito a nuestro anfitrión (de blog) José Luis a insistir pedagógicamente en el rol activo que debe tomar el paciente (he visto que lo ha hecho en varias entradas) y de absoluta confianza, incluso en los momentos de mayor sufrimiento y desorientación. ¿O no es lo que tenemos que hacer en la vida, no solo en la terapia?   Resp.
 JLC  09/Enero/2016 10:30
(A Tere) Tomo nota de tu propuesta, Tere. Es un tema interesantísimo y bastante tabú.

Suele considerarse al paciente (o cliente) de psicoterapia como alguien pasivo que depende totalmente de la "magia" de la terapia, el terapeuta, etc. Y no. La terapia es algo que se CONSTRUYE ENTRE DOS personas. En este sentido, no todos los clientes ni todos los terapeutas son capaces de ello...

Un saludo, Tere.   Resp.
 pktx  10/Enero/2016 00:08
(A Tere) hola!

A qué te refieres con esto?

Se ha mantenido durante toda la terapia en sus sitio, resistiendo a mis exigencias de solución, de diálogo, de búsqueda de opinión y valoración, cuestionamientos... ha tenido que serle difícil no reaccionar y coger el camino fácil.

Gracias!!!   Resp.
 Tere  11/Enero/2016 07:50
Hola pktx:
Parto de la premisa de que el acompañamiento del terapeuta no debe ser "formalmente" interviniente, sino que debe ser más una cuestión de calor, de apoyo. Cualquier posicionamiento suyo influye en el paciente/cliente, que puede tomar postura por simpatía, dependencia... La transferencia debe apoyarse en la mínima presencia del terapeuta, al menos en un caso de neurosis tan acentuado como el mío. Al principio yo no lo veía, y me empeñaba en intentar que tomara postura, que opinara sobre mi comportamiento o mi entorno, que reaccionara a mis llamadas de atención... vamos, como una niña buscando que alguien le dijera cómo solucionar las cosas. Y él, sin verbalizar nada (supongo que para no generar reacción) resistió toda ese "aprendizaje desde la infancia emocional". Recuerdo muy pocas intervenciones suyas, una de las cuales al principio yo no entendía: "Lo que no sale de uno mismo, lo que viene de fuera, no sirve". Y yo me cabreaba y pensaba que no me prestaba atención, que no le interesaban mis cosas. Pero empecé a leer y a investigar sobre la terapia (por ejemplo, en este blog) y me di cuenta del respeto que encerraba esa postura, y de que con ello me estaba garantizando que cualquier aprendizaje llegaría para quedarse. Y así está siendo. Creo que es difícil resistirse a las peticiones de posicionamiento de un paciente, sobre todo si sufre y te pide soluciones, pero a la larga es una garantía de solidez en la evolución.
No sé si me explico bien. ¡Qué rollo he soltado!   Resp.
 pktx  11/Enero/2016 10:50
(A Tere) Yo sí pienso que en cierto modo tiene que existir un análisis y de algún modo en ese análisis nos buscamos.

Quiero decir: quizá no te dice lo que tienes que hacer, pero si te pone el punto sobre lo que requiere de ser observado, al a postre es un modo de decir: esto no está bien.

Para mi el terapeuta sí es una pauta. No es sólo un confidente. Aunque sí diferencio el dominio del guía.

Me explico yo?

Besos   Resp.
 Tere  12/Enero/2016 07:44
(A pktx) Creo que te entiendo. Y me parece respetable esa postura, pero no la comparto, al menos en mi caso. No sé cómo se puede ser guía sin imponer una determinada visión de la vida y el mundo, y de hacia dónde se tiene que ir. Y conste que yo lo reclamaba al inicio, y me dolía que no lo hiciera, pero ahora estoy agradecida. Lo que he encontrado es calor, atención, cariño desinteresado, muy rara vez un espejo y algunas preguntas. Y para mí ha sido lo mejor, pero no puedo opinar sobre las dinámicas de los demás. Aunque sí que insisto en una: la responsabilidad del paciente/cliente sobre la terapia, dialogando, investigando, esforzándose en los momentos de mayor abatimiento y no esperando que el terapeuta sea un saco de soluciones predeterminadas.   Resp.
 pktx  12/Enero/2016 09:52
(A Tere) Pues.... Estos artículos por ejemplo de algún modo son guías. A esto me refiero yo un poco.

Si un terapeuta, a mi modo de ver, se limita únicamente a escuchar, a no ser faro, entonces...

Yo lo veo así. Para mi un terapeuta es un confidente iniciado, al final alguien que te da su visión con respeto, de lo que es su experiencia y siendo lo más aséptica posible. A mi entender esto no tiene nada que ver con el dominio ni la participación excesiva en los procesos del paciente, sino una comunicación y como en toda comunicación existe interacción.

Mi opinión, por supuesto. Considerando que existen otros casos posibles y válidos.

Besos   Resp.
 TRET  15/Enero/2016 15:11
Buenas tardes, añadir que para mi lo peor fué encontrarme con un psicoterapeuta que me dijo:" fíjate!, con lo guapa, inteligente, desenvuelta, y lo bien que te arreglas con cuatro cosas... No entiendo por qué sufres tanto!. "
Aún sigen descolocándome esas palabras cuando las pienso. Brutal!.   Resp.
 JLC  16/Enero/2016 10:30
(A TRET) ¡Jopee! e_69

Sin embargo, quizá esa frase pueda tener varias interpretaciones (según el contexto en que la dijo). A veces el terapeuta expresa sus sentimientos y confianza en su paciente, etc., como una forma coloquial de intentar "contagiarle" ánimo y autoestima. Lo hacemos también con nuestros amigos, etc. Pero bueno, también pudo ser una total estupidez...

Sobre tu otro comentario ( http://www.psicodinamicajlc.co .. ), ¡qué fuerte! ¡Debió de ser terrorífico!

Un saludo, Tret.   Resp.
 TRET  16/Enero/2016 17:18
Gracias por tus respuestas. Sí, como bien dices Jose Luis, tal vez pudo ser un intento de contagiar ánimo... aún así me resulta igual de ilegitimo como cuando un niño se cae y le dicen: "no llores que no es nada".
Respecto al relato sobre la película "Salvar al soldado Ryan", sí, tu alusión a dicha película volvió a aflorar ese recuerdo horripilante.
Un abrazo Jose Luis.   Resp.
 TRET  16/Enero/2016 17:45
Una anotación al relato, aquel individuo que formaba parte del equipo multidisciplinar en el estudio era Psicólogo.   Resp.
 Dani  07/Mayo/2016 02:38
He tomado varias terapias, en algunas me llegué a sentir completamente incomprendida, legué a sentir que realmente estaba "loca", que era un bicho raro, pues los terapeutas con los que me encontré antes de escuchar mi historia ya me estaban etiquetando, eso me dolió mucho, pues pensé "si un terapeuta piensa eso de mi seguro es verdad", hasta que llegué con una terapeuta que me dijo que sentir lo que sentía estaba bien, y eso me calmo mucho.   Resp.
 JLC  07/Mayo/2016 10:41
(A Dani) Es cierto, Dani. Algunos terapeutas sólo quieren que el cliente "encaje" en sus libros de dogmas, en vez de olvidar sus libros para mejor sintonizar con cada persona en particular. ¡Me alegra que al fin hallases una buena terapeuta! :) Un saludo.   Resp.
 TRET  23/Junio/2016 15:45
Me gusta muchísimo este artículo, Jose Luis.
Más aún en estos tiempos en los que hay tanta gente "perdida", "asustada" y se promueve el todo vale en tipos de terapia y terapeutas.
Encontré un artículo, que me parece precioso, lúcido y valiente. Tal vez te guste leerlo. Me gusta mucho cuando dice que la herramienta para no caer en el Fraude y que no falla es hacer un esfuerzo y ver no con el pensamiento, si no con el corazón. Con lo que uno siente.

https://vivirahora333eugeniosa ..

Un saludo!   Resp.
 

Publicar un comentario:

(Previa revisión del Moderador • Normas)

Control Antirobot:
 

El buen pacienteVerborragia
 
Página Facebook:
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright   Motor: Pivotx
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright
  Motor: Pivotx
Blogalaxia   Paperblog  psicólogos en Barcelona (ciudad) y Barcelona