Últimos Coments:

Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
ARCHIVO
 Sala de Ser
RSS

Mis ebooks






Ver más
 Cine

Temas

Citas

Facebook



 
Último post: Últimos comentarios:
Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
09 Junio 2014

La victimización silenciada

Por JOSÉ LUIS CANO GIL
Hay dos clases frecuentes de personas: las que se lamentan sin cesar (e incluso se aferran) a su dolor, sin hacer nada eficaz por superarlo. Y las que piensan que, para superar sus sufrimientos, sólo tienen que  "responsabilizarse" de sí mismas. Ambas actitudes me parecen igualmente erróneas. Porque ambas orientaciones nacen de diversas dinámicas neuróticas e ideológicas; y las dos suelen ser nocivas en todos los campos de la vida, desde la crianza y la psicoterapia hasta la política.

La civilización se funda, como sabemos, en la permanente victimización del ser humano (educación, explotación, guerras...). Una víctima es, según el diccionario, una persona dañada (ya sea por otras personas, por accidentes, etc.). Y la víctima por excelencia de la civilización es el neurótico. Dicho esto, podemos añadir que los neuróticos, para protegernos del dolor, disponemos de tres defensas fundamentales:

1. Victimismo. Es decir, podemos aferrarnos a nuestras quejas, estancarnos en nuestros síntomas, aunque ello no nos permita cicatrizar nuestras heridas. Esto tiene dos enormes ventajas. Por un lado, evitamos afrontar, admitir las causas reales de nuestros daños, las cuales suelen ser mucho más dolorosas que éstos. Y, en segundo lugar, nos sirve también como excelente herramienta para reclamar atenciones y afectos. El victimismo es, así, una mezcla perfecta de miedo y narcisismo. Y la propia neurosis, siendo el resultado de una victimación, es también un artilugio victimista.

2. "Responsabilismo". Extraña palabra que no viene en el diccionario, aunque no hallo otra mejor. Consiste, en la práctica, en negar la importancia de nuestros daños y/o evitar el reconocimiento de sus causas y autores, mediante la supuesta "necesidad" -que inconscientemente sentimos como un deber- de "responsabilizarnos" de nosotros mismos. Consideramos erróneamente que toda queja equivale a victimismo y, para no caer en él, nos obligamos a todo lo contrario: "deja de quejarte, aguanta, olvida, esfuérzate...". Es la opción básica de innumerables moralistas, educadores, psicólogos, difusores de autoayuda, espiritualistas... Pero esta defensa no es, en realidad, sino un reforzador de nuestras represiones neuróticas, es decir, de todo aquello que precisamente nos enfermó. Equivale a silenciar el dolor del esclavo... ¡poniéndole más mordazas! (1)

3. Maduración. Esto no es propiamente una defensa, sino más bien una alternativa. Consiste en admitir lúcida y valientemente las causas de nuestros daños (2), vivenciar libremente las emociones asociadas (p.ej., pena, ira, odio, miedo...) y, tras este higiénico proceso de "desatasco", realizar poco a poco lo más conveniente para nuestras vidas. Es un proceso natural  que,  ayudándonos a digerir nuestro pasado traumático, constituirá la única forma de dejarlo atrás real, gradual y definitivamente.

Estas tres opciones -victimismo, responsabilismo y maduración- son perfectamente legítimas, y todos tenemos derecho a elegir cualquiera de ellas. Pero no deberíamos confundirlas. Pues no todas las vías conducen a los mismos lugares, y sólo la tercera nos lleva al verdadero crecimiento personal.

Ahora bien, en el mundo social y político las cosas suceden exactamente al revés. Así como, según hemos visto, a escala individual la actitud más extendida frente a la victimación es el responsabilismo, a nivel social se fomenta todo lo contrario: el victimismo. ¿Por qué? Porque, lo mismo que sucede con el victimismo personal, nada es más rentable sociopolíticamente para todos; y por eso muchas ideologías e instituciones lo practican. Donde hay víctimas (ya sean reales o imaginarias), los salvadores acumulan poder. Y el victimismo es, por tanto, una estrategia fundamental porque:

  1. Creando víctimas imaginarias, o atizando el dolor de las reales, justifica el dominio de los salvadores y les garantiza el apoyo -la sumisión- social.
     
  2. Impide que la víctimas reales puedan verdaderamente madurar y, por tanto, organizarse lúcida, libre y eficazmente. 

Así descubrimos, de repente, la secreta conexión entre el responsabilismo psicológico y el victimismo social. Ambos son complementarios, buscan lo mismo, y su mensaje aproximado es: "¡aguanta y obedece!" Es decir, "sométete victimistamente a nuestros salvadores y apáñate tú solo -"responsabilízate"- de los daños que todos te causamos impunemente". (3)

Victimismo y responsabilismo son, en fin, dos modos opuestos de silenciar la victimización social. De temer la realidad. De evitar la maduración. Por eso, en mi opinión, el bienestar humano es tan difícil.

__
1. El responsabilismo sólo es útil para neurosis leves. En todas las demás, no podrá evitar la sustitución de unos síntomas por otros, ni la proyección del malestar íntimo contra el mundo.

2. Generalmente, los fallos de mamá y papá, los abusos sufridos, las emociones reprimidas, el potencial sin desarrollar, etc.

3. Ver "Psicoterapia para robots" (JLC)

Erin Pizzey: la verdad sobre la violencia…¡Leed a Alice Miller!
PRINCIPAL | ARCHIVO

0 comentarios
ComentarÚltimo Comentario
 

Publicar un comentario:

(Previa revisión del Moderador • Normas)

Control Antirobot:
 

Erin Pizzey: la verdad sobre la violencia…¡Leed a Alice Miller!
 
Página Facebook:
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright   Motor: Pivotx
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright
  Motor: Pivotx
Blogalaxia   Paperblog  psicólogos en Barcelona (ciudad) y Barcelona