Últimos Coments:

Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
ARCHIVO
 Sala de Ser
RSS

Mis ebooks






Ver más
 Cine

Temas

Citas

Facebook



 
Último post: Últimos comentarios:
Titilandum (Amor y amistad (o…): Supongo que la solución pasaría por la ac… 21/Nov 01:21
JLC (Amor y amistad (o…): Desgraciadamente no le veo mucha solució… 20/Nov 10:22
JLC (Sala de Ser 2017): Nos tienes intrigados con ese proyecto, … 20/Nov 10:11
Titilandum (Amor y amistad (o…): Dos personas (o más...) pueden suplementa… 19/Nov 22:20
salvador gaviota (Sala de Ser 2017): Estimados Olga y José Luis,la Enciclopedi… 19/Nov 21:05
miguel angel mart… (Tu atmósfera secr…): En este comentario, estoy totalmente de a… 19/Nov 17:43
24 Febrero 2014

El mito de la Autoayuda

Por JOSÉ LUIS CANO GIL

Ordenando mis papeles, acabo de descubrir un recorte de 2009 del periódico La Vanguardia, titulado "Contra la autoayuda", de la escritora Laura Freixas. Como el artículo resume muy bien mi propia opinión sobre el tema, no me resisto a transcribirlo en parte. Dice así:

"(...) Y es que la autoayuda (...) es una actitud ante la sociedad, ante la vida. Una mentalidad cada vez más extendida, mezcla de optimismo facilón, individualismo ingenuo, psicología de andar por casa y superficialidad a granel; máquina trituradora capaz de meter en una misma cubeta a Buda, Sócrates, Lacan, los Evangelios, por un lado, y sacarlos por el otro convertidos en salchichas, en píldoras color de rosa, intercambiables, indoloras, insípidas, inofensivas. La autoayuda arranca de raíz la crítica social: como explica Michela Marzano, "tu mala suerte es culpa tuya, porque el sistema es perfecto". Sustituye el pensamiento por eslóganes, la vivencia por fórmulas estándares, la literatura por sociología de tres al cuarto, los sistemas filosóficos por su caricatura inocua: el hedonismo se convierte en ir de compras, el ateísmo en "deja de preocuparte y disfruta de la vida"... ¿Eso hemos hecho con la herencia de Grecia y Roma, de la Ilustración, de la epopeya americana...? Qué poco respeto van a tenernos, con razón, los siglos venideros".
En términos más psicológicos, la autoayuda es una mezcla simplista de cognitivo-conductismo, moralismo convencional y, a menudo, pseudoespiritualidad escapista (1). Se difunde, como sabemos, a través de miles y miles de libros, artículos de revistas, sitios de internet y redes sociales, en este último caso en forma de citas y postales edificantes, a veces de gran belleza. Pero, ¿qué utilidad real tiene la autoayuda?

Un primer indicio de sospecha es su caudal inagotable desde hace 40 años, al menos en España. ¿Tan compleja y difícil es la felicidad que requiere tsunamis de literatura para explicar sus recetas? Otro mal augurio es su pretendida condición de panacea, ya que suele emplearse tanto para aliviar las naturales amarguras de la vida como para guiar a los más sufrientes neuróticos. Y una tercera pista es que, en efecto, muchos de estos neuróticos son adictos al género, devorando un libro tras otro durante años. ¡Incluso muchos pacientes de psicoterapia lo hacen! Esto último nos da la clave definitiva: la gente se gratifica con las hermosas promesas y esperanzas de los libros de autoayuda porque, mientras lo hace, no tiene que profundizar en sí misma.

La autoyuda es, por tanto, una especie de sucedáneo religioso. Y es también, por lo mismo, un jarabe balsámico destinado a entretener a la gente y encubrir el verdadero origen (emocional, familiar, social) de sus problemas, bajo la apariencia de que sí está haciéndose "algo" eficaz para resolverlos. ¡Es otra forma de hipocresía! En otras palabras, la autoayuda es lo contrario de la psicoterapia (entendida ésta como proceso de maduración y liberación psicosocial). O sea, un fraude.

Porque no nos engañemos: no existe la menor posibilidad de ser más felices a través de recetarios. Como tampoco es posible comer viendo programas de cocina. La única forma de aprender a caminar es... caminando. Y ello exige necesariamente un mínimo de autoconocimiento, de introspección real, de exploración emocional y existencial... Pues todo lo que no es experiencia es delirio.

__
1. Obviamente, hay distintos grados de calidad en el género. Pero todas sus obras (incluídas las mías) comparten una misma deficiencia: su prefijo "auto". Nadie puede autoayudarse. Toda ayuda proviene, por definición, de otras personas. Hasta tal punto hemos corrompido el lenguaje. (Véase también Psicoterapia para robots).

Pero... ¿qué es la felicidad?La sociedad desalmada
PRINCIPAL | ARCHIVO

3 comentarios
ComentarÚltimo Comentario
 Javier  06/Enero/2016 12:46
Yo creo que esos autores buscan ganar dinero,... y venden lo que la gente (boluda) quiere comprar (o escuchar)...

José,... en el enlace "Mis e-books", hay dos de ellos que están categorizados como "Autoayuda liberadora" y "Autoayuda inspiradora"... (?)

Supongo que el blog no lo manenás vos solo...

Saludos!   Resp.
 JLC  06/Enero/2016 13:55
Sin duda alguna, Javier. A pesar de ello, tuve que clasificar mis libros como "autoayuda" para adaptarme a los estándares convencionales... ¡Qué remedio!

Gracias por participar y un saludo.   Resp.
 Victor  13/Abril/2017 21:03
Nadie puede ayudarse a su mismo. Pero cuando uno le un libro ya sea de autoayuda o de psicología, está recibiendo la ayuda del escritor del libro, no está sólo. No es una conversación bidireccional, sino más bien un discurso.   Resp.
 

Publicar un comentario:

(Previa revisión del Moderador • Normas)

Control Antirobot:
 

Pero... ¿qué es la felicidad?La sociedad desalmada
 
Página Facebook:
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright   Motor: Pivotx
JOSÉ LUIS CANO GIL© Copyright
  Motor: Pivotx
Blogalaxia   Paperblog  psicólogos en Barcelona (ciudad) y Barcelona